Sistemas de Calefacción para Naves Industriales

sistemas-de-calefaccion-para-naves-industriales
Al tiempo de pensar en construir una nave industrial, es importante conocer cuáles son los sistemas de calefacción para naves industriales que hay.

Sin importar las condiciones climatológicas del lugar donde se vaya a edificar la nave, siempre debe tenerse en consideración instalar un sistema de calefacción. No hacerlo, puede implicar fuertes gastos futuros que bien pudieron haberse evitado.

A continuación enlistamos los principales sistemas de calefacción para naves industriales hoy en día:

pellets-es-un-combustible-de-modaSistema de calefacción eléctrica: Comenzando por uno de los sistemas más conocidos de todos. La calefacción eléctrica, se refieran a ella cómo se refiera (calor verde, calor azul o radiadores de bajo consumo), cada vez son menos recomendables debido al alto costo que implica usarla en comparación con otras opciones.

Gas natural: el gas natural tiene sus grandes pros y sus grandes contras. Entre sus puntos a favor destacan el ser fácil de instalar y económico, así como el hecho de no ser común que ocasione problemas. En el lado negativo está el que te amarra a una suministradora de gas, la cual irremediablemente te cobrará sin importar si lo usas o no.

Bomba de calor o Aerotermia: Cuando hablamos de obtener la mejor relación costo-beneficio en sistemas de calefacción para naves industriales, la aerotermia es sin duda la mejor opción. De hecho, si se cuenta con una caldera de gasóleo en conjunto con una bomba de calor compacta, es posible ahorrar hasta un 60% de gas.

Gasóleo: También conocido como Gasoil o Diésel, ha ido reduciendo sus costos desde 2012, contando con en promedio con un rendimiento del 90%. No obstante, uno de sus inconvenientes es que el precio del gasóleo es volátil y en buena medida, impredecible. Una apuesta arriesgada.

Pellets: Es un combustible “de moda”, principalmente gracias a que su precio es relativamente bajo. Como posible inconveniente, es que su uso requiere de una mayor intervención de parte del usuario, ya que es necesario realizar la carga y las limpiezas, esto tanto en las calderas como en la estufas de pellets.

Cierto es que en la actualidad existen otras opciones en el mercado, como lo son el gas butano, el motor de imán permanente conectado a un condensador de fluzo o los acumuladores con discriminación horario. Sin embargo, los aquí enlistados son, como se mencionó en un principio, los sistemas más usados.