Tipos de Cubiertas para Naves Industriales

tipos-de-cubiertas-para-naves-industriales
Existen varios tipos de cubiertas para naves industriales en el mercado, cada una con sus propias características que las identifican del resto, lo que a su vez las hace más a menos apropiadas para cubrir de manera satisfactoria las necesidades de cada caso específico.

Ese es el caso de la cubierta que nos ocupa en esta ocasión, la conocida como doble o sándwich, es llamada de esta manera porque tal y como su nombre lo indica cuenta con dos placas de chapas metálicas o fibrocemento en la parte superior e inferior, mientras que el aislamiento se encuentra en el área interior, pudiendo ser un alma de poliestireno expandido, poliuretano, fibra de vidrio o lanas de minerales.

Cuando se emplea fibrocemento solamente es posible montar tapando con la chapa inferior las correas, caso (solo en cuando son metálicas) en el que nos funciona como un techo falso y con correas vistas. El fibrocemento solo permite montar cubierta tipo sándwich sobre las correas, e inclusive hacerse con metálica en la superior y FC en la chapa inferior. Esta cubierta es usada en la rehabilitación de cubiertas sin que haya la necesidad de desmontar las ya existentes.

Este tipo de sistema de cubiertas inclinadas, conformadas por un par de chapas metálicas trapeciales con inclusión de lana de vidrio, es utilizado de manera común en la construcción de naves industriales.

Otro de par de aspectos extras muy importantes a considerar de estos tipos de cubiertas para naves industriales son la rehabilitación y el aislamiento de las cubiertas existentes.

Como primer aspecto, las cubiertas tipo sándwich son perfectas para tener un control acústico mucho más significativo en relación a otras, lo cual significa que impide que se amplifiquen tanto el ruido externo (como puede ser el de una construcción aledaña o la lluvia), así como el propio que se genera dentro del recinto.

Por otro lado, es una cubierta perfecta para controlar también la temperatura que hay en el interior. Es decir, logra conservar la temperatura constante al mismo tiempo que, cuando se cuenta con aire acondicionado, reduce la pérdida de frío.